jueves, 19 de noviembre de 2009

Olor a vainilla

Un Noviembre ella se iría,

bajo la montaña y dejó su olor a vainilla sobre la almohada,

ya no sería lo mismo,

la mariposa se estaba transformando y no lo sabía.

El escuchaba en silencio el sonar de la lavadora y nunca pensó, que ella

más nunca volvería,

a ser aquella mariposa, que acariciaba siempre entre sus manos, que

disfrutaba en silencio su compañía y

mientras bajaba con lagrimas en sus mejillas,

La luz de su nuevo camino encontraría.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails