miércoles, 17 de marzo de 2010

No quiero ser roble, quiero ser bambú.


Cuantas veces me han visto como roble,
cuantas veces me han confundido con su fuerza
con su grandeza impotente, su solidez y verdor.

Mi yo roble es hueco por dentro, sensible
y nadie lo ve, si le cortan las ramas
de un lado no se podrá sostener,caerá.

Quisiera ser bambú,
flexible con el abrazo del viento,
igual de hueco por dentro
y muy útil seguir siendo.

Mil maneras de útil ser
escalera para ayudar a subir a otros,
caña de pescar para enseñar a pescar,
puente para unir caminos y
casa para resguardar del temporal.

Si volviera a nacer contemplaría siempre un bambú
no treparia tanto los robles,
ni mangos, ni higueras.
Simplemente me esconderia
entre un bosque de bambú.


1 comentario:

Toto dijo...

Bello Nelly y la foto te quedó genial (es Juan Pablo niña!) Es que en esos jardines se ha debido gozar demasiado!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails